CONTACTO

Tel. (55)1621.8839

dan@sanacionprofunda.com

Fuente del Olivo 92 Int. 3,

Lomas de las Palmas, Huixquilucan, Edomex, 52788.

¿Quieres saber más?

Creado por Sanación Profunda

January 30, 2018

January 10, 2018

Please reload

Entradas recientes

El camino del Bien-Estar (Parte 7 de 7)

June 19, 2018

1/10
Please reload

Entradas destacadas

El camino del Bien-Estar (Parte 2 de 7)

May 14, 2018

 

 

 

“Post 2 de 7”

 

Entonces “Qué se necesita para encontrar el Bien-Estar?

 

2. Se necesita estar dispuesto a arriesgar y a arriesgarse.

 

¿Cuántas de las decisiones que hacemos?, ¿Cuántos de los pasos que damos? están regidos, ya sea por el deseo de mantenernos cómodos o por la búsqueda de seguridad en lo ya conocido?.
¿Cuántas veces nos quedamos andando en círculos en el mismo territorio?, el territorio conocido para nosotros a pesar de que no sea idóneo o incluso nos cause malestar. 
¿Cuántas veces es el  miedo a la incertidumbre, el temor a lo desconocido o incluso la simple costumbre lo que nos aleja del verdadero Bien-Estar?. 

 

Les comparto un ejemplo a título personal; hace años, antes de encontrar a la pareja con la que comparto el corazón y con la que cristalice una hermosa familia, pase como la mayoría de nosotros por otras relaciones de pareja, algunas de ellas cortas, otras sin embargo duraderas. Viendo en retrospectiva estas relaciones, puedo hoy observar que en realidad no era del todo feliz ni pleno y sin embargo por las razones antes mencionadas, miedo, temor, costumbre y desidia, continuaba ahí; incluso por paradójico que parezca a pesar de no ser estas relaciones, relaciones de Bien-Estar me resistía a que terminaran y luchaba fuertemente para que eso no sucediera. En otras palabras eran mis propios miedos, mis propios temores a romper el status quo lo que me limitaba.


El Bien-estar en este caso no llego a mi, fui yo el que tuvo que atreverse a arriesgar para encontrarlo; en algún punto del camino finalmente me atreví a arriesgarme y aventurarme y dejar esas relaciones no idóneas, eso en sí mismo ya parecía ser un gran riesgo y sin embargo no era más que una pequeña muestra ya que al poco tiempo me encontré con mi actual pareja y esta fue la verdadera encrucijada, ¿me atrevería a arriesgar los convencionalismos sociales y culturales en los que crecí?, ¿me atrevería a poner en juego las creencias y las ideas que yo mismo sostenía?, ¿me atrevería a arriesgar la aceptación del mundo en el que había crecido?, en contraparte la opción a no arriesgar era contundente, significaba renunciar a mi mismo; finalmente me atreví a arriesgarme y decidí romper con muchos esquemas conocidos y “cómodos” para mí, esquemas que en mi mente eran sinónimo de certidumbre y al mismo tiempo eran costumbre. 

 

El tomar el riesgo me lleno de bendiciones, me dio la posibilidad de definir con suma claridad que significa una pareja para mi, me ayudo a agudizar mi capacidad de auto-escucha y me hizo perder el miedo y dejar de actuar por los convencionalismos o el que dirán. Y el gran regalo fue encontrar que al soltar los miedos y los temores fui capaz de toparme con mi propia verdad y saberme sumamente capaz de crear mi propio Bien-Estar.

 

Para encontrar el Bien-Estar es indispensable estar dispuesto a arriesgar y a arriesgarse, de que otra manera podríamos encontrar los tesoros que habitan más allá de nuestra zona de comfort.

 

La naturaleza por su parte cuenta con sucesos ejemplares llenos de enseñanzas y uno de ellos es el primer vuelo de las águilas, en este caso particular el del Aguila Real. Los nidos del águila real se encuentran principalmente en las salientes rocosas de peñascos y desfiladeros y es ahí donde empollan y naces sus polluelos, durante los primeros meses de vida del polluelo es mamá águila quien se encarga de buscar, cazar y traer alimento al nido y el polluelo se queda en la seguridad y en el comfort del nido. 

Al pasar del tiempo naturalmente el polluelo crece y el nido que había sido hasta ese momento puro comfort comienza a ser pequeño e incomodo y la única salida para el pequeño águila es emprender el vuelo fuera de el, lo que significa saltar al vacío por primera vez e implica arriesgarse a volar o literalmente morir en la caída.

 

Les recomiendo mirar una filmación titulada “Cámara en nido de águila real - El primer vuelo” (video al final del post); en esta hermosa filmación podemos ver la indecisión y el miedo del pequeño águila a dar el salto; el pequeño entrena batiendo sus alas en el nido, se asoma al acantilado, practica pequeños brincos, parece que se anima para finalmente arrepentirse. Del lado izquierdo superior de la pantalla se encuentra un reloj donde podemos ver el tiempo que dura esta lucha interna antes de emprender el vuelo y resulta que este pequeño, siendo un águila real con un vuelo majestuoso tarda cerca de 50 minutos antes de arriesgarse a volar por primera vez. 

Este momento es decisivo en la vida de esta ave; es este salto a lo desconocido, es esta decisión de abrir las alas en toda su envergadura y arriesgarse a volar lo que literalmente convertirá a este polluelo en un majestuoso Aguila Real y la única manera de que esta transformación ocurra es arriesgando. 

 

Esto no significa tomar riesgos desmedidos o sin sentido, únicamente significa atreverse a dar el paso o los pasos que sabemos que queremos dar a pesar de sentir miedo, es aceptar adentrarse en la incertidumbre y atreverse a recorrer por primera vez terrenos desconocidos. 

 

Si esperamos a que el temor se desvanezca o la certidumbre llegue antes de avanzar, estamos destinados justo a lo contrario, a estancarnos, el polluelo no tiene mas opción que saltar al vacío a pesar del miedo que experimenta, es el único camino hacia el esplendoroso Aguila Real que será.

Así que atrévete a arriesgar y a arriesgarte, es la única forma de llegar al otro lado del río, es la única manera de volar hacia tu Bien-Estar.

 

Cámara en nido de águila real - El primer vuelo

 


 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square