CONTACTO

Tel. (55)1621.8839

dan@sanacionprofunda.com

Fuente del Olivo 92 Int. 3,

Lomas de las Palmas, Huixquilucan, Edomex, 52788.

¿Quieres saber más?

Creado por Sanación Profunda

January 30, 2018

January 10, 2018

Please reload

Entradas recientes

El camino del Bien-Estar (Parte 7 de 7)

June 19, 2018

1/10
Please reload

Entradas destacadas

El camino del Bien-estar (Parte 1 de 7)

May 7, 2018

 

“Esta es una serie de 7 posts secuenciados”

 

No se si se han hecho esta pregunta: ¿Qué me mueve?.
Hacernos seriamente esta pregunta ¿Qué me mueve?, es decir, preguntarse qué es lo nos mueve para levantarnos por las mañanas, para que valga la pena viajar en el tráfico, que sea significativo como para esforzarse y luchar en la vida? 

Si nos ponemos más filosóficos ¿Qué me mueve? puede ser algo así como preguntarnos sobre el sentido y el significado que le damos a nuestra vida y esto a su vez podría tener que ver con preguntarse ¿Porqué estoy aquí? y ¿Qué sentido tiene?.

Lo interesante de preguntárselo de esta manera ¿Qué me mueve?, es que es una manera fresca y ligera de hacerlo, una forma directa y concisa y que nos puede llevar a hacer una autoexploración muy interesante; llena de incertidumbre por momentos y llena de respuestas sorpresivas y cautivantes en otros. 

 

Me gustaría compartirles lo que descubrí mientras me hacía esta pregunta.

 

Me mueve profundamente mi familia, me mueve la verdad, me mueve el dejar de sufrir, me mueve el aprender a estar en paz conmigo mismo, me mueve la naturaleza, me mueven los gatos, me mueve la música y generalmente me pone a bailar, me mueve viajar, me mueve mucho aprender, me mueve el intentar entender mi lugar en el mundo y quienes y que somos, me mueve mi voz interior, me mueve ver, sentir y escuchar.

 

También descubrí que me mueve profundamente el aprender a Bien-Estar, es decir, el encontrar la manera de Estar bien; conmigo mismo, con mi cuerpo, con mi mente y mi alma; estar bien con la gente que convivo y vivo; estar bien con el mundo y el planeta que habito.

 

Resulta que tengo una vida entera moviéndome; en realidad igual que todo ser humano; en mi caso buscando el Bien-estar, al correr de los años lo he intentado de maneras multiples; algunas de ellas no han sido exitosas, sin embargo, incluso estos intentos no exitosos han sido en realidad de sumo provecho ya que me han enseñado cómo se siente cuando uno pisa el terreno equivocado, llamémosle a este terreno el terreno del mal-estar y me parece que es solo así, a través de conocer el terreno del mal-estar que uno descubre la dirección que lo acerca al terreno del Bien-estar. Gracias a esto he podido estar de pie una parte importante de mi vida en ese terreno, el terreno del Bien-estar. Lo que en la siguientes líneas y próximas entradas del blog me gustaría compartir con ustedes son algunos puntos, concretos y concisos de lo que he descubierto como valioso e importante para acercarme a este terreno, el terreno del Bien-estar. 

 

Aunque cada uno de nosotros es un ser único, me parece que la exploración que ha realizado un ser humano puede ser muy útil para los demás seres. En mi propio andar siempre ha sido así, mi grandes maestros y por lo tanto los grandes maestros de mis maestros han trazado para mí un camino mucho más claro. 

Espero poder transmitirles algunas de las enseñanzas que he tenido la suerte de aprender de ellos, grandes maestros de la vida y también algunas de las enseñanzas que el camino mismo me ha enseñado en mi andar.

 

Entonces, ¿Qué se necesita para encontrar el Bien-estar?. 


Para poder platicarlo con más claridad lo he resumido en 7 puntos, obviamente no son todos pero me parece son valiosos cada uno de ellos.

 

 

1. Se necesita estar dispuesto a reinventarse cuantas veces sea necesario.

 

Una de las piezas fundamentales para encontrar el Bien-estar es la capacidad de reinventarse una y otra vez. 
Si haces una observación detallada te darás cuenta que el mundo es cambiante, que todos los seres que te rodean son cambiantes y que tú mismo eres cambiante; somos y vivimos en un mundo dinámico y en constante cambio y es por eso que las fórmulas que nos funcionaron hasta el dia de hoy dejarán de hacerlo el dia de mañana; si el que aplica la fórmula (nosotros) y en donde es aplicada la formula (nuestro mundo) somos cambiantes y dinámicos esto implica que la fórmula que nos funcionaba tiene caducidad. 


Reinventarse no significa hacer pequeños ajustes, ajustes menores; por el contrario, reinventarse significa atreverse a poner en entredicho de forma total los paradigmas, las creencias, las tradiciones y las costumbres a través de las cuales vive cada uno de nosotros; significa atreverse a poner en entredicho lo que “soy” con minúscula para acercarse poco a poco al “Soy” con mayúscula. 

 

Reinventarse, en ocasiones implica incluso estar dispuesto a desechar y a tirar lo que hemos construido, si es que esta construcción en la que hoy estamos parados ya no es actual, realizar esto no resulta nada sencillo debido a que a primera vista nos parece ilógico tirar una construcción edificada por nosotros mismos, una construcción a la cual le hemos dedicado mucho tiempo, esfuerzo y dedicación para realizar; un análisis más cuidadoso y menos ligado al sentimiento de apego nos revelara que lo importante no es tanto el esfuerzo invertido en realizar esa construcción sino más bien la viabilidad y la actualidad de esa construcción; sirve, mantenla; no sirve, atrévete a tirarla hasta los cimientos y atrévete a reinventarte y reconstruirte nuevamente.

 

Lo realmente interesante es que con cada vuelta en que nos reinventamos en realidad lo que estamos haciendo es derribar prejuicios, sistemas, miedos, creencias y patrones internos que nos ataban, que limitaban nuestra libertad interior, al reinventarnos, podemos hacerlo de una manera más honesta y valiente y con cada ocasión de tirar y construir nuevamente nos acercamos a nuestro verdadero ser y es justo ahí donde se encuentra el terreno del Bien-estar.

 

Cada reinvención que hacemos con nosotros mismos a fin de cuentas es solo un reflejo de una aceptación profunda del estado cambiante de nuestro mundo y de nosotros mismos, cada reinvención es en sí un acto de humildad con uno mismo, un acto donde uno reconoce que hoy puedo ser más luminoso que ayer si se atreve a transformarse, un acto donde uno reconoce que está en el camino del crecer, en el camino hacia el Bien-estar.

 

Continua en el siguiente post....

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square